Guiño de la Cocina Económica a su historia al recuperar sala de espera y fachada original

RAÚL SALGADO | Ferrol | Viernes 16 diciembre 2016
A un costado del histórico edificio de Rodolfo Ucha, un patio escondido que recuperará su función de sala de espera. La Cocina Económica ha logrado «dignificar este espacio» para que «la gente no tenga que estar en la calle», decía este viernes su presidente. Antonio Tostado ha recibido en el inmueble al alcalde, el presidente de la Diputación y el conselleiro de Política Social.
Estas dos últimas administraciones han aportado sendas partidas de 14.000 y 44.000 euros, respectivamente. Han permitido cubrir «prácticamente la totalidad del coste que ha tenido esta obra», añadía el responsable de la institución benéfica. Un tesoro ahora al descubierto y al servicio de los usuarios; el proyecto, a cargo de la arquitecta ferrolana Patricia Figueira.
Ella misma subrayaba que «había un tabique que cerraba el patio contra la fachada principal» y «una cubierta que constreñía la puerta lateral» hasta impedir el acceso de luz o ventilación. Se rescata el plan original y se devuelve a su frontal a la calle Rubalcava su organización de inicio, según ha indicado la emprendedora.

Suárez, González Formoso y Rey Varela acudieron a la Cocina Económica (foto: Diputación de A Coruña)

 

Para Tostado, se logra «recuperar la luz, jugar con la transparencia» que sitúa como «compromiso que tenemos en esta entidad». Las llamadas «paredes de cristal». Ha sido con «materiales sostenibles» y un particular guiño a su propia historia y a la ciudad, ya que se han retirado estructuras a base de amianto en una urbe «que ha sufrido tanto» por ese material.
Figueira ha añadido que hace casi un siglo, cuando el modernista Ucha alzó el edificio, la «puerta lateral tenía tanta importancia como la principal». En el camino que marca ese deseo, se cuenta ahora con «un espacio luminoso que permite ver el lateral completo y se recupera la cota original del patio», marcado por su «elemento pétreo».
Valentín González Formoso ha aplaudido la «posta en valor dun edificio onde o propio continente» beneficia «ao contido», aludiendo a su artífice de inicio, «un arquitecto importantísimo en Galicia». Ha recordado que la Diputación «historicamente axudou a financiar a actividade» de la Cocina Económica, gestada en 1891; es «a nosa obriga» por «principio de solidariedade».

Suárez, González Formoso y Rey Varela acudieron a la Cocina Económica (foto: Diputación de A Coruña)

 

El conselleiro José Manuel Rey Varela ha hablado de «investimento físico, valor para a cidade». Aspira a que «a suma de administracións permita unha mellor política social», también en este «magnífico edificio» que «recupera unha parte importante» y que «mellora a calidade da atención ás persoas», como estos últimos 125 años.
La Xunta, ha considerado, aporta un «pequeno exemplo, 44.000 euros que invisten todos os galegos en Ferrol». El alcalde, Jorge Suárez, ha destacado el «sentido estético» de la actuación: «Vai contribuír a prestar un mellor servizo». Sus destinatarios, personas en riesgo de «exclusión»; su atención social, en un edificio que tiene que ser «catalogado como Ben de Interese Cultural».
Sobre este último punto, el regidor ha opinado que es una «asignatura pendente, vaise conseguir máis pronto que tarde; a súa función social vai perdurar moitos anos». Antonio Tostado agregó que la institución atiende a 89 personas de media en su comedor cada mediodía, 130 a domicilio y 50 en las cenas. Se nota el descenso: en 2013, acudían 156 usuarios a la comida.

 

Ferrol360

Comentarios cerrados.

© 2015 Todos los derechos reservados. Webmaster Appsolutwebs | Aviso Legal

-